Meditación

MEDITADORES

ESPACIO PARA COMPARTIR EXPERIENCIAS DE CAMBIO:

¿Cuánto tiempo hace que Meditás?, ¿Qué cambios percibís que puedas vincular con esta práctica?… ¿cambios en la actividad diaria, en la forma en que manejás la situaciones difíciles, en que podés expresar lo que pensás o sentís, en tu sensibilidad para percibir situaciones no obvias, …..?

¿Qué cambios percibís en tu capacidad laboral?… ¿cambios en tu concentración, en tu disposición para hacer cosas, en tu entusiasmo, en tu alegría, …?

¿Qué cambios percibís en su estado general de salud?…¡Cambios en tus sistemas físicos, en tu energía, en tu atención a tu salud, en la forma en que dormís,….?

Comentemos, compartamos nuestras experiencias (positivas o negativas) como MEDITADORES no sólo para apoyarnos en la práctica, sino para alentar a otras personas a sumarse a esta práctica milenaria tan beneficiosa para VIVIR MEJOR.

1 comentario
  1. Mercedes
    Mercedes Dice:

    Empecé a meditar hace aproximadamente un año. Admito que mi mayor problema es la falta de constancia en la práctica. Sin embargo, aún con ese pormenor –entre otros–, noto muchos cambios desde que inicié ese camino.

    Me noto más serena. Esto es, creo, porque logro percibir con mayor facilidad las emociones cuando llegan, sin confundirme con ellas. Esto me permite un mayor control sobre mis reacciones, y una mejor comprensión de mis procesos internos, lo que me ha conducido a un mayor autoconocimiento. Esto ha contribuido a mejorar mis relaciones personales, al ayudarme a adivinar este mismo proceso en los demás, lo que me ha permitido ser más compasiva y solidaria con las emociones ajenas. De la misma manera, con esta percepción he sentido un vínculo mucho más fuerte con los demás, al poder distinguir un sustrato común de humanidad que nos vincula en todo sentido, que nos identifica como criaturas sufrientes, pensantes, pujantes, sensibles, etc.

    Por otra parte, esta herramienta me ha permitido ser más justa en mis valoraciones. Así he podido distinguir mis sentimientos y sensaciones en situaciones dadas, permitiéndome abordar cambios de gran importancia y trascendencia con actitud calma y constructiva. A su vez, me ha ayudado a ser mas justa conmigo misma y a no dejarme desbordar por las circunstancias, ayudándome a combatir en mi juicio, de a poco, los conceptos estancos de “bien” y “mal”, permitiéndome distinguir los distintos elementos de la vida y la historia como procesos, como partes de un todo cambiante y equilibrado.

    Mis afectos han notado también estos cambios, que se han traducido en una mayor madurez en mis relaciones, y una actitud más alegre y positiva.

    Como en la vida de todos, me he enfrentado a situaciones de estrés, de malestar, y de tristeza. Aquellos no desaparecen. Pero en muchos casos, he aprendido a no confundirme con ellos, sino a observarlos, transitarlos, usarlos, y dejarlos ir. Y eso es para mí un logro inconmensurable.

    Como tal, esta herramienta me ha ayudado a reflexionar acerca de cuáles son las circunstancias y situaciones que catalizan en mí –y en otros– tal o cual reacción, o este o aquel sentimiento. Esto aporta a la libertad. Al identificar estos procesos y predecir las reacciones, uno puede elegir no reaccionar de manera programática, o, en su defecto, dejar ir las situaciones en que nos hemos dejado llevar por las circunstancias, sin que la mente se cuelgue en elucubraciones eternas.

    En lo que respecta a la salud física, he logrado un mejor sueño. He sufrido de insomnio y pesadillas toda mi vida, y estos han cesado casi absolutamente. Esto se ha traducido en un mayor bienestar físico y mayor cantidad de energía.

    A su vez, la meditación me ha demostrado ser una valiosa herramienta al momento de estar en conexión con la naturaleza, ayudándome a percibirla como parte de mí y a concebirme como parte de ella, y a sentir su energía fluir dentro y fuera de mí. Finalmente, todo en la naturaleza ofrece caminos para ahondar en la meditación, desde los cantos del mar hasta la estructura de una flor, y esto es hermoso.

    La meditación es uno de los caminos más lindos que he transitado, una de mis mayores amistades, y espero poder profundizar esta senda e inducir con esta experiencia a que otros también se animen probarla.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *